Descubre las gestiones que realiza un procurador

Solicita tu procurador ahora

La presencia de los procuradores es fundamental en el proceso de representación procesal de los litigantes ante los Juzgados y Tribunales de la república. Su labor permite que se aligeren los procesos. Te decimos cuáles son las funciones principales de un procurador y quienes pueden ejercer este rol..

¿Quiénes pueden ejercer la función de un procurador?

Los procuradores son profesionales, licenciados en Derecho, especializado en procesamiento judicial o derecho procesal, título que otorga el Ministerio de Justicia. Además, deben encontrarse inscritos en el Colegio de Procuradores de los Tribunales de España o del Espacio Económico Europeo.

Para tener acceso a la especialización solo necesitas ser español o extranjero con ciudadanía de alguno de los países de los Estados de la UE.

¿Cuáles son las funciones de un procurador?

Las funciones que puede ejercer un procurador están establecidas en el reglamento de los Procuradores. Se diferencia de la acción del abogado defensor en que el procurador se encarga de toda la documentación y las tareas a realizar ante los tribunales.

Para poder ejercer sus funciones el cliente otorga un poder al procurador, con el cual existe una responsabilidad civil en el ámbito profesional para garantizar los derechos del ciudadano ante cualquier actuación negligente en su representación.

Gestiones de un procurador:

  • Ejerce la representación procesal de las partes ante los diferentes tribunales.
  • Se encargan del trámite de oficios, mandamientos y exhortos de manera que acelera los procesos judiciales y reduce el tiempo para las diferentes gestiones. Además, presentan todos los escritos elaborados por los abogados.
  • Se encarga oficialmente de la publicación de los anuncios oficiales y edictos en los Boletines Oficiales del juzgado, periódicos y otras publicaciones.
  • Facilitan la gestión y el pago de las diferentes tasas judiciales en representación de los clientes. Asimismo, actúan en el caso de los depósitos exigidos para la presentación de los diferentes recursos.
  • Se encarga de gestionar los fondos necesarios, facturas o cualquier documentación necesaria por parte del cliente. Asimismo, del pago de los gastos que se presenten durante en el proceso, con excepción de los honorarios profesionales de los abogados defensores.
  • Diariamente recibe de los juzgados las diferentes notificaciones hacia los clientes y se encarga de hacerlas llegar a los abogados del caso.
  • Pueden actuar en las subastas judiciales, colaborando con otros organismos judiciales, en ejecuciones hipotecarias, etc.
  • Realiza todas las acciones que se encuentren a su alcance para el buen desarrollo del proceso judicial. Su presencia permanente en los tribunales los convierte en profesionales competentes con el mejor conocimiento de cómo funcionan los tribunales.

El procurador se convierte en el puente de comunicación necesario entre la justicia, representada en los tribunales, y las personas. Su tarea es la de representar a su cliente y su papel es complementario al que realizan los abogados, cuya función es asesorar y defender.

¿Buscas un procurador?

Particulares: Atendemos su proceso judicial con la mayor entusiasmo y trabajamos mano a mano con los abogados para cosechar una resolución satisfactoria lo antes posible.

Profesionales: Relación de cercanía y confianza basada en nuestra profesionalidad. Disponibilidad inmediata y dedicación de todos los recursos del despacho en cada uno de los asuntos.