¿Para que sirve un procurador judicial?

Solicita tu procurador ahora

El procurador judicial sirve para representar a empresas y particulares ante las autoridades competentes en procesos judiciales, a fin de que sus clientes no se tomen la molestia de asistir diariamente a los tribunales para diligenciar todo el papeleo, es la persona encargada de representar a los litigantes dentro de un proceso judicial, ante el Juzgado y el Tribunal.

¿Cuáles son las funciones de un procurador judicial?

Entre muchas de sus funciones, se ocupan de tramitar exhortos, oficios y mandamientos, delegados por el órgano judicial a fin de acelerar los procesos, disminuyendo el tiempo procesal considerablemente.

El procurador judicial es una garantía del buen procesamiento del caso de sus clientes y representa tanto a personas como empresas, también se ocupa de publicar anuncios y edictos oficiales en los periódicos y boletines correspondientes. Este servidor simplifica los procesos, gestiona y cancela las tasas judiciales que corresponden a sus clientes y presenta los escritos de los letrados.

* Recibe las notificaciones que emiten los juzgados a sus clientes y las canaliza con el Abogado que dirige el caso.

* Redacta y presenta todos los escritos requeridos para impulsar el proceso.

* Elabora el registro de plazos y vencimientos, recordatorios y cualquier otro requerimiento del proceso.

* Realiza las diligencias de citación, notificaciones y emplazamientos a la contraparte del caso, según solicitud del cliente y la delegación del Juzgado.

* Presenta los escritos a diario en la sede judicial y realiza las gestiones que se necesiten para acelerar el proceso.

En un litigio, mientras el abogado lleva la defensa del cliente, el procurador es quien se encarga de todos los trámites y gestiones necesarias para agilizar los procesos judiciales y es el cliente quien debe pagar los honorarios tanto del abogado como los honorarios del procurador.

En resumen el procurador es una persona profesional en oficios del derecho, licenciado en materia de derecho, y además especializado en derecho procesal, para representar a sus clientes en Tribunales y Juzgados, es necesario absolutamente en todo tipo de procesos judiciales, ellos son colaboradores de la Administración Judicial y representan a los ciudadanos y empresas ante ésta.

Cabe destacar que el procurador judicial es un profesional que labora de manera independiente y es llamado servidor público debido a su estrecha relación con la Administración Judicial. Además, conoce cómo funcionan los Organismos Jurisdiccionales y garantiza la equidad de las partes en cada proceso judicial.

El procurador judicial está facultado y es apoderado por la ley, su representación es técnica y legal a la vez que voluntaria y directa, expresa comunicación objetiva y veraz acerca del desarrollo de cada proceso, mientras transcurren las actividades diarias, vela por los intereses de sus clientes y resguarda la confidencialidad de toda la información que maneja. Éste profesional es un especialista que juega un papel muy importante al momento de agilizar la ejecución de una sentencia, como sabemos, los procesos judiciales son bastante engorrosos y es necesario desarrollar la paciencia al máximo nivel, de allí que la participación del procurador sea tan relevante en una circunstancia de este tipo.

Por ejemplo; si se logra una sentencia favorable en la cual el cliente debe cobrar una indemnización, ese es el valor supremo que puede tener el ciudadano o empresa al haber contratado a un procurador judicial, ya que éste profesional, luego de haber acompañado a su cliente y haber diligenciado todos los días cada uno de los trámites y pasos a seguir durante el litigio, llega el momento final de cierre, que es acelerar la ejecución de la sentencia, es decir; lograr que el cliente cobre su dinero en el menor tiempo posible.

¿Buscas un procurador?

Particulares: Atendemos su proceso judicial con la mayor entusiasmo y trabajamos mano a mano con los abogados para cosechar una resolución satisfactoria lo antes posible.

Profesionales: Relación de cercanía y confianza basada en nuestra profesionalidad. Disponibilidad inmediata y dedicación de todos los recursos del despacho en cada uno de los asuntos.