¿Por qué es necesario contratar un procurador para realizar y tramitar escritos judiciales?

Solicita tu procurador ahora

Quizá no lo sepas, pero la figura del procurador es básica para el funcionamiento de la Justicia en España. De hecho, es quien se ocupa de representar a los ciudadanos ante los juzgados y tribunales. Pero, antes de explicarte por qué es tan importante, vamos a acercarte a la figura del procurador. 

¿Qué es un procurador?

Se trata de un graduado en Derecho que está especializado en el funcionamiento de los organismos jurisdiccionales y, más concretamente, en los procesos judiciales. Precisamente, el trabajo de este profesional liberal agiliza el desarrollo de estos procedimientos. Y, sobre todo, aporta a sus clientes la seguridad de que todo se realiza por cauces legales. 

En este sentido, si te ves inmerso en un proceso judicial, el procurador será tan importante para ti como la figura del abogado. 

Principales funciones de un procurador

Para concretar aún más por qué es importante el procurador, te diremos que tiene funciones básicas en cualquier procedimiento jurisdiccional. La principal es, como te decíamos, representarte ante los tribunales y juzgados. Pero, además, se ocupa de las siguientes labores 

Tramitación documental

Se encarga de tramitar documentos como oficios, mandamientos y exhortos y, con ello, dinamiza el procedimiento judicial. Ten en cuenta que una mala gestión de esos documentos o un incumplimiento de los plazos podría llevarte a perder el juicio. 

Presentación de documentos

El procurador presenta en los juzgados los escritos realizados por tu abogado. Y, en sentido inverso, recibe las notificaciones que te envía el órgano judicial y los pone en manos de aquel. Con ello, quita todo el trabajo burocrático al abogado. Así, este solo tiene que encargarse de preparar tu caso y defenderlo ante el tribunal. 

Gestiones y pagos

El procurador gestiona y paga las tasas judiciales correspondientes a tu caso. También se ocupa de tramitar los depósitos que el órgano judicial haya exigido para admitir los recursos que, eventualmente, hayas presentado. De esta forma, estarás seguro de que el dinero está manejado por un profesional que sabe gestionarlo de forma transparente

Agenda del proceso

El procurador también se ocupa de llevar la agenda del proceso judicial en que estás inmerso. Tiene presentes las fechas y los plazos en que deben presentarse los documentos e igualmente los días en que se celebrará el juicio. En definitiva, vela porque se haga todo en los plazos señalados y, así, descarga de otra tarea al abogado. 

Confidencialidad

En algunos procesos judiciales, es necesario ocultar datos de los litigantes. Por ejemplo, en los casos de violencia, el demandante puede querer guardar anonimato. El procurador sabe cómo tramitar todos los documentos por medios seguros para que se mantenga la confidencialidad de esos datos

En conclusión, estas y muchas otras son las principales funciones de un procurador. Como verás, se trata de una figura muy importante para que tu procedimiento judicial se solucione de la mejor manera posible para ti.

¿Buscas un procurador?

Particulares: Atendemos su proceso judicial con la mayor entusiasmo y trabajamos mano a mano con los abogados para cosechar una resolución satisfactoria lo antes posible.

Profesionales: Relación de cercanía y confianza basada en nuestra profesionalidad. Disponibilidad inmediata y dedicación de todos los recursos del despacho en cada uno de los asuntos.