Qué trabajo hacen los procuradores

Solicita tu procurador ahora

    Quien haya pasado en alguna ocasión por cualquier tipo de proceso legal para defender sus derechos, sin duda habrá comprobado que existen diferentes clases de profesionales enmarcados en el ámbito legal, incluyendo varios tipos de abogados. Tanto estos como los procuradores, tema que nos atañe hoy, pueden ser indispensables para solventar tu caso legal, y a menudo existe cierta confusión entre ambas figuras.

    ¿Sabes qué es un procurador y qué funciones tiene? Si estás interesado en adquirir los servicios de un profesional de este ramo y necesitas más información, en el siguiente post responderemos a todas tus preguntas.

    Qué es un procurador

    Antes de nada, vamos a definir qué es un procurador. Se trata de un licenciado en Derecho capacitado para representar a su cliente ante el juzgado. Al ejercer de representante, pues, es él quien recibirá las notificaciones del juzgado relacionadas con el procedimiento. Su responsabilidad, además, incluye el presentar los escritos ante el juez, aunque estos hayan sido redactados por un abogado.

    Aunque se pueden dar algunas excepciones, la presencia del procurador suele ser obligatoria en cualquier procedimiento de jurisdicción civil. No obstante, si se trata de un juicio verbal y la cantidad reclamada no supera los 2000 euros, el procurador ya no será obligatorio. Otro ejemplo de excepción ante tal obligatoriedad se puede dar cuando se realiza una solicitud de adopción de medidas de carácter cautelar.

    Por otro lado, en vía penal, acudir con procurador siempre será obligatorio si se presenta una querella. El denunciante sólo necesitará su presencia si desea intervenir como perjudicado. Asimismo, en procedimientos laborales, el procurador no será necesario.

    En cuanto a los casos en los que tenemos que presentar pleitos contra la Administración, la presencia de este profesional será necesaria si la cuantía del juicio en cuestión asciende a más de 30.000 euros.

    Principales funciones de un procurador

    A estas alturas, es posible que todavía te queden dudas acerca de las diferencias que existen entre la figura del procurador y la del abogado. Por eso, vamos a entrar en detalle para explicar el trabajo que realiza este profesional.

    Así, la función principal del procurador es la de representar procesalmente a sus clientes ante los juzgados y los tribunales, algo que difiere ligeramente de la tarea del abogado, que es la de asesorar y defender. El procurador, además, es quien se encarga de llevar a cabo la gestión y el pago de las tasas del juicio en nombre del representado, así como de la recepción y remisión de las notificaciones.

    Otras tareas asignadas al procurador son aquellas que están relacionadas con la tramitación de oficios y mandamientos por delegación del propio órgano judicial o la publicación de anuncios oficiales y de edictos en periódicos, Boletines Oficiales, etc. Las diligencias destinadas a la notificación, al emplazamiento y a la citación efectuadas por encargo del representado a la parte contraria son otra de las funciones llevadas a cabo por este profesional. Por último, el procurador tiene la responsabilidad de realizar todas aquellas gestiones que resulten necesarias para asegurar el correcto desarrollo y progreso  del proceso judicial en cuestión.

    Poderes para representar a un ciudadano

    Con tal de que el procurador pueda representar a cualquier cliente, será imprescindible que se le otorgue algún tipo de poder, que puede ser notarial o un apoderamiento apud acta. El primero puede ser solicitado en una notaría. El apoderamiento apud acta, por otro lado, se lleva a cabo en el propio juzgado.

    ¿Necesitas ayuda legal?

    Si quieres proteger tus derechos o efectuar alguna reclamación, recuerda que podemos ayudarte. Nuestro despacho cuenta con procuradores legales con disponibilidad para actuar en todo el estado. Son especialistas del derecho encargados de entregar y recoger las notificaciones y otros documentos del juzgado, así como de ofrecer a nuestros clientes una representación legal, efectiva y profesional.

    ¿Buscas un procurador?

    Particulares: Atendemos su proceso judicial con la mayor entusiasmo y trabajamos mano a mano con los abogados para cosechar una resolución satisfactoria lo antes posible.

    Profesionales: Relación de cercanía y confianza basada en nuestra profesionalidad. Disponibilidad inmediata y dedicación de todos los recursos del despacho en cada uno de los asuntos.